Una cocina abierta a la imaginación

Restaurant Quetro

TXT: Roxana Ramospé
PH: Martín Crosta/Aire.life

“Abre el pulso del lugar

Abre hacer, imaginar”

(Abre, Fito Páez)

“OK chicos, hagan lo que ustedes consideren”. Así se entregan las personas que se abren a la experiencia Quetro. 

“Y es espectacular lo que sucede, es muy lindo”, sonríen con complicidad sus creadores, Martín Erkekdjian y María Constanza Rossi.

Quetro Cocina Abierta propone menú de 4 pasos sorpresa, de manera tal que las personas que reservan no saben cuál será el menú. Además, se los cita en un horario determinado, en el que todos ingresan juntos, donde son recibidos con la calidez que caracteriza a los anfitriones, quienes contarán brevemente cómo es el servicio. De ahí en más, sólo resta activar los cinco sentidos y abrirlos al disfrute.

Luego de muchos años de trabajar para comensales extranjeros, ahora, desde Quetro Cocina Abierta, Martín y Coni reciben mayormente a un público local que vive una experiencia única. Un diseño arquitectónico y decorativo que envuelve el concepto de apertura y relax; una cocina equipada con los más altos estándares, pero que invita a jugar a descubrir los sabores que ahí nacen. En Quetro todo fluye.

-¿Cómo surgió este proyecto?

-Coni: Esta palabra que escuchamos tanto durante la pandemia, ‘oportunidad’, para nosotros realmente lo fue porque nos dimos cuenta que pasamos un montón de años trabajando para gente de afuera y nos perdíamos de los residentes, que realmente valoran la buena gastronomía cada vez más; hay más conciencia, la gente quiere comer bien, cocina cuidada, con buen producto, eligen la calidad. La pandemia, que nos obligó a detenernos, también nos detuvo para ser más conscientes acerca de qué comemos, cómo comemos, el tiempo que le dedicamos, y eso hoy se refleja en una red de personas muy linda, que realmente valora la buena gastronomía, valora el trabajo artesano que tiene la gastronomía cuidada.

-¿Qué significado tiene para ustedes la elección del nombre?

–Coni: El quetro es un pato nativo y eso identifica el origen de este lugar; es un ave que va en pareja y además es el nombre de nuestra calle, por lo que es una forma de indicar dónde estamos. Pensamos mucho un nombre que nos identifique y elegimos éste.

Para Martín Erkekdjian Quetro representa todo lo que proyectó para este momento: volver a cocinar, disfrutar con la creación de cada menú, trabajar en casa junto a su familia y compartir con la gente de la ciudad que, junto a Coni, eligieron para vivir. 

-Han logrado ofrecer una experiencia en la que las personas llegan predispuestas a ser sorprendidas, ¿cómo viven esa complicidad con los comensales?

-Martín: Para nosotros, como cocineros, eso lo más divertido: poder cocinar la propuesta que uno desea, lo que uno encontró y pensó, incluso con la responsabilidad de respetar la estacionalidad de los productos y cerrar el ciclo natural. Y, además, se genera una simbiosis entre nosotros y la gente muy traslúcida, vienen sin preconceptos, sin elegir de un menú, sino que llegan entregados y relajados para vivir una experiencia única.

-Coni: La idea es combinar una cocina cuidada y profesional con un servicio relajado. ¿Cuánto se puede disfrutar siguiendo el protocolo? Por eso, nuestro deseo siempre fue romper con eso: se puede comer 5 estrellas y sentirse relajado. De hecho, a la hora del postre suele haber un juego donde proponemos probar y después que nos cuenten qué descubrieron, qué sabores encontraron; las personas terminan hablando entre sí, eligen la música si lo desean… ¡comer es un disfrute!

– ¿Cómo es la experiencia de trabajar juntos?

-Martín: Nosotros nos conocimos trabajando hace 16 años. Teníamos un pacto de no trabajar juntos, sino de tener cada uno su espacio, su grupo, su proyecto. Hemos trabajado juntos en muchos eventos, y nos dimos cuenta… ¡que nos llevamos muy bien! Y esto es un proyecto familiar y desde ahí es nuestra fuerza motora, es nuestro gran proyecto porque es un espacio en el que podemos desarrollar lo que nos gusta, en un ambiente más relajado, en casa, con más tiempo para poder disfrutar y encontrarnos. 

– ¿Cómo eligen los productos que utilizan?

-Martín. Es una búsqueda. Trabajamos con chacras locales, nos vinculamos con productores de otros lugares (El Bolsón, Mascardi), carnes de pastura de productores de Córdoba, los frutos de la China Müller para los vinagres, aceite de oliva de Las Grutas, té de emprendimientos locales, el café de José, de Delirante…tratamos de buscar y movernos en la región. Siempre buscando la trazabilidad real y la seguridad alimenticia.

-¿Hacia dónde quieren llevar la propuesta de Quetro? ¿Qué proyectan a mediano plazo?

-Martín: La verdad es que yo estoy feliz, lo que se logró hasta ahora a mí me da mucha satisfacción y me siento muy cómodo. El proceso para llegar hasta acá fue bastante pensado, duró unos dos años con la pandemia en el medio. Pero la verdad es que me lo imaginaba tal cual está sucediendo…la cocina, el espacio, la decoración; estoy orgulloso y lo que me imagino es justo lo que está sucediendo: yo volví a cocinar, que es por lo cual inicié este camino.

-Coni: Para mí sucede todo lo que soñamos y me siento muy agradecida de lo que se logró, pero siento que viene otra etapa que es la de los talleres, me parece que tenemos mucho para brindar para la gente que quiera aprender el oficio.

-Martín: La realidad es que, de hecho, no quisimos hacer de Quetro solo un restaurant. La idea es que haya dos/tres días donde hagamos un servicio, pero aparte que sea un lugar adonde se pueda disfrutar la gastronomía desde otro lado: talleres, degustaciones, que sea un espacio gastronómico. Ahora viene esa otra parte: por eso somos Quetro Cocina Abierta, abierta a otras experiencias.

Para reservas: 

Whatsapp: +54 9 294 492 2293

IG @quetrococina // @martinerkechef

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.