5 razones para practicar Yoga en Bariloche

#Descubrir

 

Las temporadas con temperaturas templadas son ideales para la práctica del Yoga en Bariloche. Bosques aromáticos donde desplegar el mat, lagos que ofrecen la energía del agua fresca y cristalina o trekking hasta alguno de los refugios de montaña donde hacer la secuencia del Saludo al sol. Bariloche ofrece todos los escenarios para el desarrollo de esta disciplina espiritual, física y mental.

Texto: Roxana Ramospé
PH: Gentileza de @manumascias @ensaiofotograficobrc @lacascadabydon @brunogrande95 @aire.life


La comunión con la naturaleza

La práctica del Yoga al aire libre tiene muchas opciones para quienes disfrutan de los paisajes patagónicos: el bosque, la estepa, los campos de flores en los vallecitos de los cerros, la montaña, los lagos, las infinitas estrellas y los cielos interminables. La elección queda a gusto de cada uno, hay quienes prefieren formar grupos para explorar estos espacios y compartir una clase guiada por un instructor, otros eligen realizar su rutina por cuenta propia. 

Clases individuales y grupales

Para profundizar la práctica con profesionales del Yoga está disponible el espacio creado por la maestra Maite Fernández de Bobadilla (@yogacreciendo), o Lalita Knutty (@yogalalitaknutty), también Laura Ricco (FB @Laura Ricco), Jazmín Álvarez (IG @yogasup.bariloche, la práctica se realiza en el lago sobre tablas de Stand Up Paddle), Cande Lanusse (IG @ProyectoSadhana) o Albin Prebisch (IG @albin.bvb), por mencionar algunas.

Salud y alimentación

Acceder a saberes ancestrales para complementar la práctica con una alimentación natural. La médica y naturista Sara Itkin (@Sara_Itkin) cuenta con varios libros publicados sobre el uso de plantas y frutos de la Patagonia para la salud; el doctor Roberto Vitale, médico con formación naturista, nutrición, fitoterapia, antroposofía con un posgrado en medicina ayurvédica (https://doctorvitale.com/).  También se destacan las investigaciones del doctor en Ciencias Naturales Eduardo Rapoport , quien realizó importantes investigaciones entre las que se destaca el estudio de las maleza comestibles denominadas “buenezas” ̈por Rapoport y su equipo.

 

Barba de viejo (o el liquen del aire puro)

Toda nuestra vida lleva intrínseca la acción de respirar, es la base del Yoga. Respirar aire puro en conexión con la naturaleza es un plus que está presente en los bosques barilochenses. Allí es usual encontrar en los árboles añosos la denominada “barba de viejo», un liquen que actúa como un monitor de la contaminación del aire en medioambientes aparentemente limpios. La contaminación del aire en la Patagonia permanece en un nivel muy bajo en comparación con otras regiones del mundo, incluso se constató que estos líquenes contienen un ácido que actúa como potente antibiótico y agente antifungal. La zona de la Cascada de los duendes, por ejemplo, en cercanías del Lago Gutiérrez es profusa en esta especie.

Hoteles más verdes

No es casual que muchos yoguis adopten un estilo de vida más armónico con los ritmos de la naturaleza. En este aspecto, la ciudad cuenta con tres hoteles que ofrecen una gestión sustentable, respetuosa con el medio ambiente y socialmente responsable con la comunidad y con el destino turístico en el que desarrollan su actividad. Se trata de la certificación  “Hoteles más verdes” una ecoetiqueta con la que cuentan el LLao LLao Resort, Golf & Spa, el Hotel Panamericano y el Nh Edelweiss. 

 

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.