Practicar Yoga en conexión con la naturaleza

77
TXT: Cintia Soldatich
PH: Diego Costantini

En la Bariloche siempre existe la posibilidad de practicar distintos deportes y actividades al aire libre y el Yoga no es la excepción. En esta nota, Albin Prebisch, instructor de Yoga recomienda sus lugares favoritos para practicar esta disciplina.

Albin Prebisch nació en Bariloche, es instructor de esquí y snowboard desde hace muchos años, pero cuando se vinculó con el Yoga comenzó una nueva etapa de su vida.

Así fue que creó “Bono Verde Balance” un programa que tiene como finalidad ayudar a las personas a generar nuevos hábitos y a mejorar su calidad de vida. Albin explica qué representa cada palabra: “Bono” porque es una inversión en salud, “Verde” porque es el color asociado a la naturaleza y “Balance” porque siempre que haya equilibrio será más fácil sostener una filosofía.

“Tomar consciencia de nuestra salud y sentirnos sanos nos brinda la oportunidad de encontrar la armonía para una vida más estable”, explica.

El Yoga es una filosofía milenaria que se basa en la conexión mente, cuerpo y espíritu para la búsqueda de la felicidad, también es un estilo de vida que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu, mediante la práctica de las asanas, la respiración y la meditación.

Entre sus beneficios se encuentran: la reducción del estrés, reducir la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Ayudarle a relajarse, mejora la coordinación y la concentración. También ayuda a conciliar un mejor sueño.

Albin se destaca por realizar Yoga de una manera no tan tradicional, y en especial en practicar asanas en lugares épicos como cimas de cerros, rodeado de naturaleza y del mismísimo vacío. “No hay nada como hacer un trekking por la montaña, ascender respirando conscientemente para llegar a la cima y hacer unos asanas que te conecten con el entorno por completo, que te hagan uno con la inmensidad y vacío que te rodean y luego bajar haciendo snowboard o simplemente caminar”, asegura.

Según Albin, practicar esta disciplina en la naturaleza tiene otra conexión porque desde el primer momento uno está en contacto con la atmósfera, con el aire, con el prana y con la energía vital. “No hay barrera ni vidrio que lo bloquee. Ese aire entra directamente a los pulmones y por lo tanto fluye a cada célula de tu cuerpo y eso hace que tu cuerpo entre en sintonía más rápido, sentís la energía del sol en la piel, sintiendo el aire, la brisa y, sobre todo, si lo hacés en una montaña donde el entorno te eleva, la conexión es aún más profunda”, afirma.

Dentro de los elegidos por Albin para practicar Yoga se encuentran:

-La piedra del Mirador del Brazo Tristeza (por sus hermosas vistas del Brazo Tristeza del Lago Nahuel Huapi y el Cerro Capilla).

-La cueva del Cerro Villegas (lo recomienda como un trekking meditativo, práctica de yoga y como broche de oro una meditación viendo el atardecer con la mejor vista de Bariloche).

-La roca plana del Cerro Ventana (por sus vistas plenas a todo Bariloche).

Para más información, clases o retiros pueden contactarse con él al +54 9 294 4578795

Crédito fotos: Diego Costantini

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.