Vinos para esperar el invierno

¡El frío nos motiva!

79
TXT: Anabella Alcuaz (WSET Diploma)

«En invierno no hay mal abrigo con una copa de buen vino», dice el refrán. En esta nota, nuestra columnista especializada Anabella Alcuaz (WSET Diploma) nos recomienda algunas etiquetas para acompañar ricos y suculentos platos que nos aportan el «calor de hogar».

No necesitamos ser expertos en nutrición para saber que una ensalada de hojas verdes fría no reconforta tanto como un suculento plato de guiso cuando hace frío.  Será que tal vez, estamos más tiempo en casa, y la comida es una buena excusa para reunirnos y aportarnos el “calor de hogar” que satisface no sólo nuestras necesidades nutricionales, sino también el alma.

En la lista de platos invernales aparecen los siempre bienvenidos platos de olla. Esos guisos espesos, que se toman su tiempo para concentrar aromas y sabores son una opción fantástica a la hora de reunirnos con la familia o invitados. Los podemos preparar con anticipación, y a la hora de servirlos sólo tenemos que calentarlos. De esta forma, no nos perdemos ninguna parte de la charla por estar en la cocina.

A no olvidarse de las sopas.  Sabrosas y calientes,  estas nos ayudan a subirle la temperatura al invierno. Y hasta pueden ser las únicas protagonistas de una cena frugal.

Si bien en cuestión de gustos nada está prohibido, aquí les dejamos algunas sugerencias. Son “ricas” ideas, simples y sencillas pero reconfortantes, para combinar nuestras comidas de invierno con el infaltable compañero de tertulia, el vino. Como dice un refrán: «En invierno no hay mal abrigo con una copa de buen vino».

Pollo a la Portuguesa con La Espera Chardonnay Roble . ¿Quién dijo que en invierno no se bebe vino blanco? Este Chardonnay de estructura media  y acidez equilibrada viene desde San Rafael. Es refrescante, frutado con el suficiente cuerpo como acompañar el pollo en su salsa. Un sutil paso por barrica de roble le aporta su fondo ahumado. Lo podemos descorchar mientras cocinamos, ya que la receta tradicional de Pollo a la Portuguesa lleva un vaso de vino blanco. De esta manera nos aseguramos de potenciar los sabores del plato.

La  Sopa de Cebolla gratinada con queso gruyere y bien caliente es un plato delicioso. Podemos agregarle unos croutones de pan, y ya tenemos una cena en si misma. Es un plato tradicional de la cocina francesa que podemos combinar con un Lorca Fantasía Malbec.  De estructura media, frutado, fácil de beber, con taninos suaves y agradables, nos ayudará a disfrutar de la sopa, sin sobrepasar sus sabores.

Salchicha con Chucrut, bien fácil de preparar, para esos días en que tenemos poco tiempo para dedicarle a la cocina, y muchas ganas de comer algo sabroso. Hay infinidad de opciones de salchichas, desde las de sabor tradicional, hasta las más complejas y ahumadas.  El Chucrut y la mostaza, le van a aportar una buena cuota de acidez a este plato alemán, o alsaciano. Les proponemos descorchar un  Piattelli Premium Rosé de Malbec. Este vino es de color salmón intenso, con aromas a frutos rojos y especias, hasta puede desplegar aromas a manzanas, que muchas veces también se eligen como guarnición  de las salchichas con chucrut. Este rosado perdura en la boca con sus taninos frescos y suaves, y termina con un final redondo. Tiene la cuota de acidez justa para no ser opacado por el chucrut, y la estructura necesaria para realzar los sabores del plato.

Este invierno los invito a preparar ricos platos, pensados con amor para nuestra familia y amigos, que llenen nuestro estómago y nuestro corazón! ¡Salud!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.