Villa Pehuenia-Moquehue, paraíso entre lagos y bosques de araucarias

#Descubrir

Estas localidades neuquinas están rodeadas de ríos, lagos con playas de arena volcánica y bosques de araucarias araucanas. Ambas ofrecen a los visitantes distintos paseos para conocer sus principales atractivos y disfrutar de su entorno natural durante todo el año.

Si bien hay poco más de 20 kilómetros de distancia entre Villa Pehuenia y Moquehue, resulta casi imposible pensar ambas por separado. En primer lugar, porque un mismo municipio las comprende y, además, porque han crecido –y lo siguen haciendo– a partir de un pasado en común y el impulso del turismo.

Estas ciudades están ubicadas al noroeste de Neuquén, sobre la Cordillera de los Andes. Mientras Villa Pehuenia se ubica a orillas del lago Aluminé, Moquehue se encuentra sobre el lago del mismo nombre. Al igual que Caviahue-Copahue, el tándem Villa Pehuenia-Moquehue también integra la Ruta del Pehuén. Este corredor tiene una extensión de 250 kilómetros donde los bosques de pehuenes o araucarias araucanas son absolutos protagonistas. Estos imponentes árboles milenarios componen un paisaje único rodeado de montañas, volcanes, lagos y arroyos. Esta zona de Neuquén -y al otro lado de la Cordillera, en Chile- es la única en el mundo con bosques autóctonos de esta conífera considerada sagrada para el pueblo Mapuche. Es una especie muy longeva que puede vivir hasta 1000 años y que puede alcanzar los 50 metros de altura. Su fruto, el piñón, es comestible y se lo utiliza tanto en preparaciones dulces como saladas. De hecho, Villa Pehuenia-Moquehue es reconocida como la “Capital Provincial de la Gastronomía”, gracias a la incorporación y puesta en valor de este producto regional en su oferta culinaria.

Piñón de araucaria (foto Turismo Villa Pehuenia-Moquehue).

 

El “Festival del Chef Patagónico”, evento que se realiza en desde 2005 y cuyos padrinos son Dolli Irigoyen y Christophe Krywonis, también le ha dado gran proyección a su cocina impulsando su reconocimiento a nivel nacional.

Foto gentileza Turismo Villa Pehuenia.

 

Tres paseos recomendados

Existen distintos paseos para conocer los alrededores de Villa Pehuenia y Moquehue, siempre con la naturaleza y las actividades al aire libre como denominadores comunes.

Circuito Cinco Lagunas

El inicio del camino se realiza a través del puente sobre el río Angostura –que une los lagos Aluminé y Moquehue. Son 25 kilómetros en total que pueden hacerse en vehículo, en bicicleta o caminando. Transcurridos los primeros kilómetros, ya se ingresa al territorio de la Comunidad Mapuche Puel, que administra el lugar y procura su conservación. En el acceso, se abona una entrada y se recibe un mapa del territorio, con recomendaciones de conservación, horarios y las zonas de esparcimiento diurno para disfrutar de un picnic. A lo largo del trayecto, cada laguna mostrará su particular belleza, las hay más grandes, otras más pequeñas, pero todas están rodeadas de bosque nativo y ofrecen un marco de gran tranquilidad para apreciar el entorno y descansar al aire libre.

Circuito Cinco Lagunas (foto gentileza Turismo Villa Pehuenia-Moquehue).

 

Volcán y Cerro Batea Mahuida

Se accede por la Ruta Provincial 13 y se encuentra a 15 kilómetros del centro de Villa Pehuenia-Moquehue. En verano esta área funciona como centro recreativo con caminatas y acceso a miradores. Cuenta con un portal de ingreso, administrado por la Comunidad Mapuche Puel, donde se abona el ingreso y se recibe un mapa con los sitios recomendados para visitar. Una de las “paradas obligadas” es el Mirador de las Antenas, que propone una vista panorámica única. Es la foto característica de los visitantes, ya que desde allí pueden apreciarse los lagos Aluminé y Moquehue, penínsulas e islas, el río La Angostura, lagunas, la Cordillera de los Andes de fondo, el valle naciente del río Aluminé y los volcanes chilenos Villarica y Llaima junto al imponente volcán Lanín.

Mirador de las Antenas (foto gentileza Turismo Villa Pehuenia-Moquehue).

 

Retomando el camino de ascenso se llega hasta el corazón del volcán, donde una laguna en el cráter del Batea Mahuida invita a recorrer sus orillas y a animarse a llegar hasta la cima, a 2000 metros sobre el nivel del mar. Desde allí puede verse el lago Icalma en Chile.

Laguna en el cráter del volcán Batea Mahuida (foto de Jorge Garrido).

 

En invierno, funciona en el lugar el Parque de Nieve Batea Mahuida, para la práctica de esquí y snowboard, con tres pistas principales, cuatro medios de elevación, además de pista de trineos exclusiva para niños, rental, confitería y escuela de esquí y snowboard. También se pueden contratar paseos en motos de nieve y caminatas con raquetas.

Circuito Pehuenia

Es un recorrido paisajístico con una extensión de 120 kilómetros, principalmente por la Ruta Provincial 11, atravesando una parte del Parque Nacional Lanín. Es, prácticamente, un paseo de todo el día. Los lagos Aluminé, Moquehue, Nompehuén, Ñorquinco y Pulmarí forman parte de los atractivos, junto con los ríos Pulmarí, Aluminé y Litrán. En distintos puntos del trayecto hay áreas de acampe organizadas y otras agrestes y pequeños establecimientos donde aprovisionarse de alimentos y bebidas.

El Cerro Impodi, en el Circuito Pehuenia (foto Turismo Villa Pehuenia-Moquehue).

 

Para los amantes de las caminatas, hay distintas opciones, pero una de las más recomendadas es en inmediaciones de la cara sur del lago Ñorquinco, donde se encuentra la Casa del Guardaparque, que parte hacia tres cascadas.

Lago Ñorquinco en el Circuito Pehuenia (foto Turismo Villa Pehuenia-Moquehue).

 

Las dos primeras son Gman Mapu y Newen Folil y la última es la cascada Coloco, un imponente salto de 30 metros rodeado de araucarias. El total de este recorrido (ida y vuelta) son 12 kilómetros.

Cascada Coloco, en el Circuito Pehuenia (foto Turismo de Neuquén).

 

En un punto del camino, empalman la Ruta Provincial 11 –por la cual se venía transitando- y la Ruta Provincial 23 –la cual hay que tomar para volver a Villa Pehuenia-. Aquí aparecen el río Aluminé y algunos sectores poblados por Comunidades Mapuches que se dedican principalmente a la cría de animales, por lo que es común ver pequeños rebaños en este tramo. La última parte del circuito bordea las costas del lago Aluminé y desde ahí puede verse el cordón montañoso fronterizo –el límite con Chile está a 15 kilómetros de Va. Pehuenia- y el gran volcán Llaima, del otro lado de la Cordillera de los Andes.

Circuito Pehuenia (foto Turismo Villa Pehuenia-Moquehue).

Fuente: Turismo Villa Pehuenia-Moquehue / Neuquén Turismo

FB | IG

También podría gustarte