Ultimate magazine theme for WordPress.

Suprema a la Kiev

POR EMILIANO SCHOBERT
FOTO ALEX ZIMMERMANN

Un plato clásico cuyos orígenes se pierdenentre New York, Ucrania y París.

La historia de este plato que se ha convertido en un clásico de la gastronomía mundial se remonta a principios del Siglo XX, aunque su origen es un tanto incierto.
Existen versiones que aseguran que la Suprema a la Kiev nació en un restaurante de los suburbios de New York, muy lejos de Kiev, la capital de Ucrania. Un poco más cerca de la ciudad que lleva el nombre del plato, está el relato de William Pokhlebkin. Este periodista y escritor de origen ruso afirmó que la receta fue inventada en el Merchants’ Club de Moscú en la década de 1920 y bautizada kotleta po-kievski (pollo a la Kiev) años después.
Como era de esperar, también existe la “conexión francesa” en la historia de este plato. Otras fuentes aseguran que la Suprema a la Kiev fue inventada por el chef francés Nicolas Appert a mediados de 1700 y su nombre original era “Côtelettes de volaille”. Este plato habría sido popularizado en Rusia por la emperatriz Elizaveta Petrovna, quien fue educada por un tutor francés que, naturalment, tenía preferencia por la cocina de su país. Rápidamente se podría conjeturar que de aquí proviene la confusión respecto al origen de la Suprema a la Kiev.
Básicamente, este plato consiste en una suprema de ave rellena de manteca metre d´hotel (ajo perejil y jugo de limón) y apanada a la inglesa, es decir con los ingrediente clásicos con los cuales se realiza una milanesa tradicional. En su cocción se somete a una fritura profunda.
De acuerdo a mi criterio, se trata de aquellas preparaciones muy simples en su confección, pero que requieren de mucha precisión al momento de cocinarla: con un mínimo error este clásico puede transformarse rápidamente en un rotundo fracaso. ■

También podría gustarte