Ultimate magazine theme for WordPress.

Revolución de Paisaje :: MARCELO SOARES LEGUINECHE

SOARES-01 SOARES-02 SOARES-03 SOARES-04

TEXTO MOIRA TAYLOR

La pintura se encuentra con el oficio y la inspiración es el resultado natural de la observación. Marcelo Soares Leguineche se define pintor y en el devenir de su historia es posible encontrar una descripción más amplia de su identidad. Biólogo, pintor de casas, letrista, artista y ávido observador, sus obras cuentan “el paisaje”. El relato permite descubrir un personaje que es de aquí y de ninguna parte. Su próxima exposición tendrá lugar entre el 8 y el 23 de enero próximos en la Sala Municipal de Exposiciones de San Martín de los Andes.

Nació en la ciudad de Buenos Aires y vivió más de 20 años en una vieja estancia familiar en la provincia. Su afición por el sur, específicamente por San Martín de los Andes, no llegó hasta sus 18 años, cuando llegó a la zona con su familia, de campamento. Años más tarde de esa primera buena impresión, su familia se mudó al “pequeño pueblo” y él encontró en el destino una segunda casa y un vínculo directo con “el paisaje”. “Me quedé en la ciudad a estudiar Biología en la Universidad de Buenos Aires y desde entonces tuve dos hogares: Buenos Aires y San Martín de los Andes”, dice Soares Leguineche.
El arte siempre estuvo en su hacer cotidiano. Al comienzo como un recurso de interpretación de aquello que observaba en el microscopio, luego como un sustento económico, haciendo cartelería comercial y pinturas de obra; más adelante y entremezclándose en los oficios, aparecieron las piezas artísticas. La búsqueda ha sido, desde entonces, descubrir una mirada del paisaje. Interpretar el todo o un detalle de aquella inmensidad en la que se convierte el “paisaje”. “Voy a San Martín dos o tres veces durante el año y en verano aprovecho para dibujar mucho en mis salidas por los lagos, ríos y montañas. Disfruto y aprendo copiando árboles, cerros, cielos y lagos. Siempre trato de captar la luz del sol atravesando los árboles al atardecer. Me paso horas observando el puerto de San Martín desde las rocas del camino de los 7 Lagos, con esos álamos altísimos teñidos de verde amarillento sobre el fondo azul violáceo del cerro Curruhuinca. Esos atardeceres son algo que me persigue hasta en sueños”, explica Marcelo, dejando translucir la pasión por lo que hace.

Acuarelas, tizas, lápices y oleos son su herramienta expresiva. “Uso materiales muy variados para trabajar: óleo, pastel tiza, grafito, esmalte sintético, acrílico. Muchas veces hago un boceto antes de pintar un cuadro. Algo que se me ocurre, algo que veo y me inspira, algo de la naturaleza, que siempre es mi aliada. Otras veces tiro pintura al lienzo y veo qué pasa. Siempre pinto mis cuadros en el piso y mayormente al aire libre, en posición horizontal. Esto me permite ir girando alrededor, ir chorreando pintura, ir moviendo el lienzo de un lado para otro, haciendo que la pintura se mueva sola. El calor, el viento, el frío, la humedad, todo se transmite a las pinturas. La fuerza de gravedad es una gran aliada: la pintura chorrea, se mueve por el lienzo y va formando pequeños paisajes dentro del paisaje total del cuadro”, cuenta respecto al proceso de la obra.

En su próxima exposición se incluyen tres de los primeros cuadros, clásicos, casi fotográficos, y el resto será una selección de obras pintadas a lo largo de varios años hasta llegar a los más recientes. La intención, relata Soares Leguineche, es mostrar la evolución en su manera de pintar “el paisaje”. Hace tres años realizó una exposición en la galería La Paz-Espacio de Arte, en Buenos Aires, que se llamó “Evolución del paisaje”; en esta oportunidad y dando un paso más en el camino, ofrece la exposición “Revolución del paisaje”, que tendrá lugar entre el 8 y el 23 de enero próximos en la Sala Municipal de Exposiciones de San Martín de los Andes.

También podría gustarte