Maru Ávila: la creatividad al frente

#Personajes

88
TXT: Cintia Soldatich
PH: Martín Crosta/Aire.life

Mariela “Maru” Ávila tiene un carisma especial y, sobre todo, pasión por lo que hace. Desde 2015 está al frente de “Motivos”, su propuesta de barra móvil para eventos. Además, elabora sus propios botánicos, bitters y tinturas para darle un toque especial a todas sus creaciones”.

Cuando uno se acerca a la barra de “Motivos”, Maru explica en detalle cada uno de sus cócteles. Si algún indeciso no sabe qué pedir, realiza las preguntas precisas para descifrar el trago ideal para ese cliente. Y a la vez, cumple el rol, muchas veces implícito en el trabajo de un bartender: escuchar confesiones, dramas de amor o charlas eternas de quienes se acercan a la barra para hacer catarsis. Sin embargo, ella no pierde la sonrisa ni la paciencia en ningún momento.

Llegó a Bariloche en el 2009, gracias a una colega y amiga, que le aseguró trabajo de docente. Ávila, además de bartender y barista, es profesora de educación física recibida en el CeNARD. En ese entonces trabajaba en el colegio “Vuriloche” y en un complejo de cabañas que tenían unos amigos. Sin embargo, desde muy chica estuvo vinculada a la gastronomía, primero como camarera y luego como encargada de bares. De hecho, cuando se fue a trabajar por temporadas al exterior, eligió hacerlo en el área gastronómica. Por alguna razón, siempre volvía a ese primer amor.

Fue así que en el 2012 decidió realizar el curso de Coctelería en ECEA (Escuela de Coctelería, Enología y Afines). Su primer trabajo como bartender fue en “South Bar”, legendario bar en el centro de Bariloche sobre la calle Juramento. Pero ahí se chocó con la realidad: el público sólo consumía cerveza y fernet. “Le busqué la vuelta. De a poco, empecé a proponer coctelería y a ofrecerle a la gente algo distinto y funcionó muy bien”, explica hoy. Y eso le dio una idea: armar barras móviles para eventos.

En 2015 Maru comenzó con su emprendimiento “Motivos” y no paró más. “Ahí surgió mi pasión por los eventos, armar una barra o una propuesta de coctelería donde no te imaginas que puede estar”, asegura.  El “cóctel del éxito”, sin dudas, radica en que a esta pasión se le suma su carácter emprendedor y su faceta estudiosa. “Soy emprendedora y me apasiono. Tal vez sea un poco ñoña, cuando me propongo algo me meto de lleno, profundizo, investigo, y me gusta conocer los fundamentos de por qué las cosas son así. Mi casa es un bar, una biblioteca y un laboratorio”, dice.

Día a día, Maru trabaja para generar sus propios botánicos, bitters y tinturas, para complementar sus cócteles y hacerlos únicos. Estas creaciones están englobadas bajo el nombre de “Diucon botánicos”. “Me gusta darle una vuelta de rosca a mi coctelería creando mis propios insumos. Y buscando especialmente uno para cada coctel”, comenta.

Su pasión la llevó a realizar una especialización en Madrid en una de las más reconocidas escuelas de coctelería: “House of Mixology” a cargo de Luis Inchaurraga y un staff de profesionales del mundo de las bebidas espirituosas.

Además de su estudio y dedicación, tiene algo más que la diferencia: una gran creatividad. “Mi vuelo creativo no tienen límites, el límite es personal, para mí todo es inspiración”, sostiene.

Hoy Maru trabaja en muchas cosas a la vez. Además de su emprendimiento de barras móviles “Motivos”, también se encuentra en el Arelauquen Lodge Hotel como gerente de alimentos y bebidas (por supuesto que los tragos de la carta son todos de su autoría). Realiza consultorías para bares y restaurantes: armado del menú de cócteles y capacitación al personal. Pero si quieren probar sus creaciones, no duden en ir a “Fuegos del Cirse” donde “Motivos” tiene su barra fija, y donde podrán degustar sus deliciosos tragos y, por qué no, tener una charla en la que sin dudas van aprender mucho sobre coctelería y bebidas.

PICADITO

¿Trago favorito?

Old Fashion

¿Lugar ideal?

Elegí este lugar para vivir y lo sigo eligiendo.

¿Si fueras una bebida, cuál serías?

Sería un vino.

¿Tu mejor momento profesional?

Estoy en un muy buen momento.

¿Algo que nunca falta en tu casa?

Hielo.

¿Último restaurante que fuiste?

“Almazen de Sabores” en Dina Huapi. Muy rica la comida y muy buen vino. 

¿Qué pasó con el Gin Tonic?

¡Explotó! Hay muchas destilerías nuevas haciendo Gin, hay muchas promociones de Gin, es simple y lo podés preparar en casa.

¿Tendrías un bar?

Me gusta estar en movimiento. Me encanta ser itinerante.

 ¿Cuál fue tu mejor evento?

Disfruto todos mis eventos. No hay uno en particular. Y el día que deje de disfrutarlos creo que cambiaría de profesión.

¿Próximo objetivo?

Encontrar el equilibro entre el trabajo y el disfrute. Quizás no trabajar tanto y disfrutar más.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.