Ultimate magazine theme for WordPress.

Explorar las posibilidades de la luz

Fotos de Alberto Brescia / LIGLAB

LIGLAB es un colectivo de experimentación visual que investiga el desarrollo de expresiones plástico-lumínicas en el espacio. La pintura y el dibujo con objetos de leds se combinan con la fotografía digital dando lugar a la técnica conocida como light painting. El objetivo es contrarrestar la naturaleza efímera de la luz en movimiento para transformarla en movimiento capturado.

«Las fotografías de LIGLAB son acciones de foto-performance de toma directa, un procedimiento basado en eventos de carácter efímero pensados especialmente para ser registrados, dando cuerpo a un tipo de obras donde el acto aparece como inseparable de su traducción mediática. Estas imágenes no son sometidas a ningún retoque digital o proceso de post producción. Se trata de una dimensión de cruces en la que se exploran las posibilidades de la luz y se intervienen diferentes contextos como la oscuridad de un estudio, los espacios urbanos y los paisajes naturales”. Así explica la esencia de su arte, este colectivo de experimentación visual surgido en 2008 e integrado por Miguel Masllorens, Diego Altabás y Alberto Brescia. En una primera etapa, Eliana Moscovich fue la fotógrafa del proyecto y luego pasó Lighuen Desanto. Actualmente, Alberto Brescia es el fotógrafo de LIGLAB.

El grupo realizó los primeros trabajos de experimentación y registro de imágenes en un estudio de fotografía, devenido en laboratorio, para luego trasladarse a espacios abiertos y urbanos emblemáticos de la ciudad de Buenos Aires y espacios naturales de la costa atlántica argentina y la Patagonia. Para realizar los dibujos con luces, se utilizan barras de leds, barras de pixels y marcadores de luz, cuyo colorido movimiento crea una nueva experiencia sensorial, gracias a la creatividad de los light performers y la sutileza de la técnica fotográfica.

Uno de los pioneros de la técnica del light painting fue el fotógrafo albanés Gjon Mili. A mediados de 1930, Mili utilizó la luz estroboscópica para capturar el movimiento de todo, desde bailarines a malabaristas en una sola exposición. En 1949, la revista Life envió a Mili al sur de Francia a fotografiar a Pablo Picasso. Mientras le mostraba al pintor algunas de sus fotografías de light paintings de los patinadores artísticos, Picasso tomó una linterna y comenzó a dibujar en el aire. Mili instaló su cámara y capturó las imágenes. Este breve encuentro produjo lo que se conocería como los “Dibujos de Luz de Pablo Picasso”. De todos estos dibujos el más famoso se conoce como “Picasso dibuja un centauro”.

“Recientemente estuvimos en Ushuaia para la Fiesta de la Noche más Larga e hicimos una sesión de fotos en el Cerro Alarkén. También estamos realizando un libro sobre los 48 barrios porteños gracias a un mecenazgo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, explica Alberto Brescia. “También seguimos explorando nuevos elementos, incorporando nuevos materiales con los cuales dibujar. Hace poco incorporamos unas barras de pixels a las cuales se les cargan imágenes por software. Cuando movés la barra en el aire proyecta esas imágenes. Ahí tenemos todo un mundo nuevo de patrones, palabras, contenidos para agregar a las fotos”, agrega.

LIGLAB
Facebook: LigLab
www.flickr.com/photos/liglab

E-mail: ab@sideralprod.com

Tel. +54 9 11 4198-6824

También podría gustarte