LIBROS RECOMENDADOS #46

POR MARTÍN ZUBIETA

LIBRO-01LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT. 
Joël Dicker, Alfaguara, Buenos Aires, 2013 
Joël Dicker es tan suizo como Roger Federer. Como el gran tenista de Basilea se apresta a tomar “el mundo por asalto”, si es que no lo ha hecho ya. Su novela La verdad sobre el caso Harry Quebert se las trae: es monumental (casi 700 páginas) y además, extrañamente buena, en el sentido literal del concepto. Una sensación: no es posible saber si Dicker leyó a los autores de la “generación maldita” de los Estados Unidos (Ernest Hemingway o William Faulkner, por ejemplo): es ginebrino como Jean-Jacques Rousseau, escribe en francés y su estilo los homenajea (un poco). El texto juega con distintos planos temporales (1975, 1998, y 2005) para tratar de descifrar la muerte de la joven Nola Kellergan, que vincula a dos de los protagonistas: el novelista del momento, Marcus Goldman, y su mentor, el profesor Harry Quebert, que le enseño a pensar, a boxear y a escribir. En 2005 Goldman no tiene ninguna idea y recurre, después de mucho tiempo, a Quebert, que vive y enseña en una pequeña ciudad de New Hampshire, en el noreste de los Estados Unidos. Quebert, como el real J. D Salinger y The catcher in the Rye, es hombre de una sola y colosal novela, El origen del mal. El fantasma de Nola Kellergan regresa y Goldman sabe y siente que tiene que hacer algo. Por el misterio, por su profesor, por sí mismo y, básicamente, por la verdad, que en este caso perjudica memorias que no pueden defenderse y alimenta otras, absurdamente. 1975 está cada vez más lejos. Pero es imprescindible comenzar por allí.  

LIBRO-02PERIODISTAS EN EL BARRO. 
Edi Zunino, Sudamericana, Buenos Aires, 2013 
La elección de un texto suele ser azarosa. En este caso se trata de un libro periodístico escrito por el actual director de la revista Noticias. Zunino tiene una larga trayectoria y desde hace tiempo se ocupa de repasar los conflictos que genera el ejercicio del periodismo, sea por demasiado complaciente con el poder, sea por mantener un espíritu crítico precisamente con el poder (que además utiliza los medios estatales en beneficio propio). El subtítulo es sumamente explícito: “Peleas, aprietes, traiciones y negocios. Miserias y razones de la guerra mediática en la Argentina reciente”. Y las fotografías de Horacio Verbitsky, Daniel Hadad, Víctor Hugo Morales, Luis Majul, Diego Gvirtz o Jorge Lanata, entre otros, sostienen la idea. El texto bucea en las metamorfosis absolutas de algunos y en los cambios parciales y la consistencia teórica y práctica de otros al momento de atravesar los arenales comunicativos del kirchnerismo, generalmente obsesionado con el periodismo y con el fantasma de la “pantalla partida”. Zunino explica claramente desde donde habla a partir de su propia biografía política y periodística. Más allá de las subjetividades y de algunos momentos realmente interesantes (por los datos y sus exégesis), queda, casi, una certeza: ciertos afanes políticos sobrevaloran exageradamente la influencia del periodismo. Al mismo tiempo, subestiman la capacidad analítica de quien lee y escucha. De otra manera es imposible explicar determinados resultados electorales.

LIBRO-03HISTORIA DE LAS CLASES POPULARES EN ARGENTINA (DESDE 1880 HASTA 2003).
Ezequiel Adamovsky, Sudamericana, Buenos Aires, 2012
Existen diversas formas y maneras de contar, de narrar y de explicar la Historia. Los procesos históricos se encargan de conjugar y poner en escena, y con distintos grados de protagonismo, actores particulares o grupales que ejercen decisivas influencias no sólo en las coyunturas que les toca atravesar: también se transforman en causa o antecedente de sucesos situados en los distintos porvenires, que no sólo influenciarán la complejidad (ciudad, país, región) sino también en ellos mismos. Las clases populares, la materia de estudio de Ezequiel Adamovsky, constituyen un buen ejemplo: su evolución desde 1880, cuando el general Julio A. Roca asumió la primera de sus presidencias, permite relacionarla con el todo y con las partes, con su vida cultural, con sus prácticas sociales y deportivas y con sus pertenencias y comportamientos políticos. Es complejo, además, sintetizar el concepto de “clase popular” en cuento a su literalidad. Se trata, sin embargo, de analizar y profundizar respecto a un colectivo que incluye una multiplicidad de personas y sujetos históricos, desde el criollo y el inmigrante europeo hasta el “cabecita negra”. El surgimiento del movimiento obrero forma parte del trabajo desde sus comienzos anarquistas, socialistas o sindicalistas hasta la irrupción del peronismo. Notable trabajo de Adamovsky.

También podría gustarte