29 de agosto: Día Nacional del Árbol.

#Efemérides

91
TXT: Cintia Soldatich
PH: Aire Life

El 29 de agosto de 1900, el Dr. Estanislao Zeballos estableció el Día del Árbol en la Argentina, el escritor promovió la celebración para concientizar sobre el cuidado y la protección de las superficies arboladas desde la política pública. Seguramente Zeballos no se imaginaba que 120 años después ese día tomaría cada vez más importancia.  José Martí , poeta cubano decía: “hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”.  Hoy, más que nunca, la primera toma más importancia, la tierra necesita que todos plantemos árboles.

 

Los bosques nativos son más que necesarios para nuestra supervivencia y la de todos los ecosistemas en la tierra. Protegen las cuencas hídricas de captación, conserva la humedad de la tierra, atenúan el impacto de la lluvia y la nieve en la tierra, disminuye la erosión hídrica y eólica.  Ayudan a regenerar suelo, aumentan la infiltración y la alimentación de acuíferos, conservan la humedad relativa de los suelos y de la atmósfera superficial, para regularizar el flujo hídrico durante los distintos meses del año, conservan la biodiversidad, y aumentan la resistencia al cambio climático. Contribuyen además a la estabilidad meteorológica y climática. Todas funciones que están intrínsecamente unidas a la supervivencia del ser humano y por extensión a la supervivencia misma de todos los ecosistemas.

Desde el 2007 a hoy, en Argentina se perdieron 3.500.000 de hectáreas de bosques nativos, a pesar que fue ese mismo año cuando se dictaminó la Ley de presupuestos mínimos para la conservación de Bosques Nativos.

Incendios intencionales y accidentales, el avance de la frontera agrícola-ganadera, la deforestación desmedida y la tala ilegal son algunas de las causas que provocan que año a año tengamos menos árboles en nuestro país. Cada ser humano consume 8600 litros de aire por día y se necesitan 22 árboles por persona para poder cumplir con esa demanda. La única salvación a corto y largo plazo es hacer cumplir las leyes vigentes y REFORESTAR con especies nativas.

Existen diferentes asociaciones  que promueven actividades de reforestación en la Patagonia:

  • Circuito Verde  Un asociación creada por profesionales voluntarios en 2016, que realiza acciones enfocadas en la mejora de la situación ambiental en la ciudad de San Carlos de Bariloche . Dentro de sus propuestas existe «PlantAndo Patagonia » proyecto que nació gracias a una turista llamada Karin,  quien donó 60 plantines que fueron  plantamos en el Paseo Sur de la ciudad. Karin,  viaja por el mundo  y planta árboles en las ciudades que recorre para saldar su huella de carbono.

 

  • Amigos de la Patagonia  La Asociación de Amigos de la Patagonia (AAP) es una organización sin fines de lucro fundada en 1999, en la ciudad de San Martín de los Andes.  A través de su programa «Hacemos bosque»  promueven la plantación de árboles y educación ambiental. Desarrollado en conjunto con Parques Nacionales.

 

  • Fundación Bosques de la Patagonia: La fundación junto a la Secretaría Nacional de Bosques, realizan trabajos de reforestación de especies nativas en las zonas afectadas por el incendio de marzo en El Hoyo, el Maitén, Las Golondrinas y Cholila.

Por supuesto que hay muchas más asosciaciones y grupos en los cuales se puede participar y que fomentan la reforestación; estos son sólo dos ejemplos para mostrar que la posibilidad existe incluso estando lejos, ya que  uno puede donar un árbol para  que sea plantado oor otros.  No hay excusas… Es hora de comenzar a plantar un árboles.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.