Viendo la categoría

Martín Zubieta

LIBROS RECOMENDADOS #43

POR MARTÍN ZUBIETA LA DANZA DE LA GAVIOTA.  Andrea Camilleri. Salamandra, Barcelona, 2012. Ya no es novedad que Andrea Camilleri (1925) y su extraordinario personaje, el comisario Salvo Montalbano, “están de vuelta” y no requieren de…

LIBROS RECOMENDADOS #42

POR MARTÍN ZUBIETA MUERTE EN VERANO.  Benjamin Black (John Banville). Alfaguara. Buenos Aires, 2013. Primero se trató de El secreto de Christine. Luego aparecieron El otro nombre de Laura y En busca de April. Ahora es el turno de…

Crónica de un viaje imaginario

POR MARTÍN ZUBIETA Otro vagabundeo por la metafísica del arrabal Las buenas costumbres suelen indicar que los peregrinos siempre saben dónde van. Al mismo tiempo, el mundo propone lugares imposibles: nadie los conoce pero todos saben…

Elogio de la colección Robin Hood

POR MARTÍN ZUBIETA Breve recorridopor un mundo al que no se retornapero que jamás se olvida. En los tiempos iniciales de la primaria me resultaba prácticamente imposible no participar de dos universos paralelos en los que, sin…

El cazador oculto: la leyenda de Orificio

POR MARTÍN ZUBIETA Breve recorrido por los márgenes de la post-política. Buenos Aires, año 2117. En medio del apocalipsis, Orificio, el cazador, avanza entre los escombros con su ametralladora al hombro. Asesinará todo lo que se mueva.…

Vencer y morir

POR MARTÍN ZUBIETA Trágico recorrido por los distritos de la banalidad del mal. La Segunda Guerra Mundial transcurría, letal. Sus miserias parecían no tener límite. Las del nazismo tampoco. La Operación Barbarroja había roto la alianza…

El arquero de Argel

POR MARTíN ZUBIETA Pequeña apología sobre el escepticismo, la literatura y el fútbol. Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo: «Falleció su madre. Entierro mañana. Sentidas condolencias. » Pero no…

Rajá, turrito, rajá :: BITACORA

POR MARTíN ZUBIETA Los siete locos, de Roberto Arlt. Hay lecturas que nunca terminan y existen textos a los que es indispensable regresar de tanto en tanto. No se pueden abandonar. La sentencia del título debe ser una de las más…