Brennan: la primera mostaza Dijon de producción Argentina

#EMPRENDEDORAS

La familia Brennan llegó a San Carlos de Bariloche en1996. Hacia comienzos de 1997 retoman un proyecto para la elaboración de mostazas Dijon, creado en 1986 por el matrimonio de Kevin Wesley y Laura Salencom. En una pequeña fábrica detrás del Cerro Campanario, elaboraban y envasaban cuatro sabores de mostazas. Actualmente distribuyen en todo el país.

Texto: Roxana Ramospé
PH: Martín CrostaEstevan Crotti


   «La semilla de la mostaza mejora la memoria y causa alegría» – Pitágoras 573 A.C.

 

Agustina Brennan Matienzo administra la fábrica que comenzó su familia hace 25 años. En ese entonces, sus padres comenzaron casi desde cero un pequeño emprendimiento de mostazas Dijon. Hoy ella ocupa funciones en la administración, compras y ventas de  Brennan. Pero la historia inició hace un cuarto de siglo cuando la familia llegó a Bariloche. En la actualidad proveen sus productos gourmet a grandes supermercados, mayoristas, distribuidores y minoristas de todo el país.

-¿Cómo nació el proyecto familiar de fabricación de mostazas?

-Nosotros compramos el emprendimiento que tenía uno de los hermanos Wesley quien, junto a su mujer, comenzaron a producir en los años `80. Lo hacían a modo de hobby, en la parte trasera de su casa fabricaban mostazas para regalarle a sus amigos que no podían viajar a Francia en esa época. Ellos sí viajaban y venían con la idea de la mostaza Dijon. Comenzaron a fabricarla pero de forma muy casera, vendían en algunos locales pequeños de Bariloche pero no mucho más.
Nuestra familia llegó a Bariloche en el año 1996 buscando un nuevo comienzo; al año siguiente surgió la posibilidad de comprar este pequeño emprendimiento y de ahí fuimos creciendo. Así arrancamos hace 25 años.
Cuando compramos, los Wesley nos prestan su propiedad donde había una especie de quincho. Teníamos un par de máquinas. Empezamos con solo 4 sabores de mostazas, en un lugar muy pequeño dentro del predio ubicado en el kilómetro 15, haciéndolo todo nosotros (mi padre, mi madre, mi abuelo. Mi hermano y yo nos fuimos sumando cuando crecimos). Etiquetábamos a mano todo en nuestra casa de Península San Pedro. Hoy contamos con once variedades de mostazas y doce de especias, este último producto lo incorporamos progresivamente con el objetivo de ampliar la oferta para los consumidores. Tampoco queremos una gran cantidad de sabores, nos parece más importante la calidad que la cantidad de productos.

-¿Por qué eligieron un producto tan especial como la mostaza?

-Te diría que la mostaza nos eligió a nosotros; apareció la oportunidad cuando nos mudamos a Bariloche para comenzar una nueva vida. El emprendimiento fue y sigue siendo de la familia: papá, mamá mi hermano menor y yo.
Nuestros primeros clientes fueron comercios pequeños de la ciudad de venta de productos regionales. Con el tiempo fuimos creciendo y sumando nuevos sabores. Hace unos años incorporamos los envases de plástico, un formato que la gente identifica con el aderezo de todos los días; nos gustaría que así reemplacen otros aderezos y usen mucho más la mostaza. Las nuestras son de origen natural, sin conservantes, veganas, sin TACC y a la vez es un producto gourmet.

Las mostazas Dijon no contienen fécula y son elaboradas solo a base de semillas amarillas y marrones, vinagre, vino, especias, poca sal y azúcar.

 

-¿Cómo se crean las recetas?

-Los primeros productos los desarrolló mi padre, luego mi hermano incorporó nuevos. De la receta original de la mostaza Dijon francesa nosotros modificamos algunos sabores ácidos que son característicos a favor del paladar argentino.
Nos esforzamos por ofrecer calidad ante todo, para conseguir los mejores proveedores. La semilla de mostaza que usamos la importamos de Canadá, que está considerada la mejor del mundo. Existen dos tipos de mostazas comerciales: tipo Dijon o tipo Americano. Estas últimas son las que acostumbran a consumir en EE UU o las que se ven habitualmente en los comercios de Argentina. Las nuestras son todas son mostazas Dijon, que es la denominación de origen (en referencia a la región de Dijon, Francia). Los franceses también utilizan las semillas canadienses y fabrican un producto de calidad como el nuestro.

-¿Cuántos productos poseen a la venta en la actualidad?

-Elaboramos 11 mostazas de 4 variedades distintas: Tipo gourmet: Tradicional, A la pimienta y A la antigua; Tipo crema: Tradicional, Al estragón & finas hierbas, A la antigua; Especiales: A la cerveza, ahumada, Al ajo y Clásicas: Original y Con miel.
En cuanto a las especias ahumadas contamos con 12 variedades: Masala, Curry, Mostaza, Mix de pimientas, 6 especias picantes, 9 especias suaves, Ajo, Pimentón, Merken, Italian blend, French blend y Provenzal con pimienta.

Las especias son molidas, mezcladas y ahumadas por horas con maderas de ciprés, guindo, peral, manzano y mosqueta.

-La empresa adquirió recientemente un lote en el Parque Tecnológico Bariloche. ¿Qué planes tienen para ese nuevo espacio?

-La idea es mudar nuestra fábrica (hoy ocupa 500 metros cuadrados en el Barrio Ñireco). Pensamos construir una fábrica más grande, de 700 m2 para comenzar, con posibilidad de ampliarla a futuro. Estamos muy contentos con este proyecto.

-¿Tienen en vista la posibilidad de exportar sus productos?

-No exportamos pero estamos con la idea de generar una marca en Brasil y, a futuro, exportar los productos al mundo desde ese país. Contamos con la posibilidad de asociarnos con argentinos que viven allí hace mucho tiempo y expandirnos con una fábrica que comercialice nuestros productos. La fábrica en Bariloche continuará en actividad, desde aquí seguiremos distribuyendo a todo el país.

-De aquel mini emprendimiento casero a este presente de expansión, ¿cómo fue ese crecimiento y adónde llegan hoy con los productos Brennan?

– Hace 25 años no había mostazas fabricadas en Argentina, nuestra mostaza Dijon fue la primera del país. Ahora hay muchas y eso es muy bueno porque significa que la gente comenzó a consumir mostazas, que les gusta y que se vende. Tenemos distribuidores en casi todo el país y también vendemos a los grandes supermercados (Coto, Disco, WallMart).
Todo esto lo logró mi padre, tocando puertas, muy de a poco, fue con mucha paciencia y trabajo. Creo que la perseverancia y la paciencia fueron fundamentales para llegar hasta acá.

-¿Que proyecciones tienen para la empresa?

– Los proyectos que tenemos planificados son la construcción de la nueva fábrica en el Parque Tecnológico Bariloche, la creación de la marca en Brasil y la generación de algunos nuevos aderezos.

Brennan utiliza preferentemente semillas importadas de Canadá, principal productor y exportador mundial.

Más información sobre los productos Brennan:

WEB
FB
IG

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.