Conocé los mejores lugares para hacer «Birdwatching» en la Patagonia

#Actividades

68
TXT: Cintia Soldatich
PH: Facundo Vital @naturalezasur

La observación de aves -en inglés «Birdwatching»- suma cada vez  más adeptos. Tanto profesionales como amateurs  se acercan a la Patagonia para encontrar las especies endémicas  o migratorias que habitan estas latitudes.  En esta nota te contamos cuáles son algunos de los mejores lugares para realizar esta actividad en el sur de Argentina y Chile.

Existen numerosos lugares para avistar aves en La Patagonia pero no siempre es una tarea fácil. Ante todo, uno debe agudizar sus sentidos,  ser respetuoso con el lugar  y no hacer nada que afecte negativamente el entorno.  Es el arte de la espera y la observación.

Patagonia Argentina:

  • Cerro «La Buitrera».

A 30 km de la ciudad de Bariloche, cerca del Valle de Ñirihuau se encuentra el cerro que aloja a los Cóndores Andinos. Allí por lo general descansan y se los puede observar cuando parten hacia la estepa en búsqueda de alimento.  La costumbre popular hizo que este cerro se llame «La Buitrera», aunque en realidad allí duermen los cóndores.

  • Valle del Collón Cura

Está considerado como una de las Áreas de Importancia Para la Conservación de Aves (AICA), se pueden encontrar -buscando con mucha atención- una gran cantidad de especies: varillero de ala amarilla, cachudito de pico negro, doradito limón, pico de plata, piojito gris, comesebo andino y gallineta común, entre otros.

  • El Calafate

El Calafate no sólo es sinónimo del Glaciar Perito Moreno, también está rodeada de una variedad de excelentes lugares para la observación de aves.

Reserva Natural Laguna Nimez: a sólo un kilómetro de Calafate, se pueden encontrar alrededor de ochenta especies distintas, entre ellas el flamenco chileno, ganso de secano, avefría austral, cisne de cuello negro y coscoroba, chorlito magallánico y aguilucho negro.

Parque Nacional Los Glaciares: donde encontrarán al cóndor andino o al periquito austral quizás un búho pigmeo austral, un pato de anteojos y por qué no también una golondrina chilena.

Patagonia Chilena:

  • Parque Patagonia

Alberga una gran variedad de especies que incluyen: Cóndor andino, pájaro carpintero magallánico, ganso de secano, cisne de cuello negro, ibis caro negra, negrito austral, cotorra austral, pájaro carpintero, avefría austral, ñandú de Darwin, caracara crestado sur y flamenco chileno.

  • Parque Nacional Torres del Paine

Aunque es más conocido por la cantidad de pumas, el Parque Nacional Torres del Paine tiene una impresionante variedad de aves nativas. Allí podrán avistar al gran Cóndor andino, caracara de cresta austral y caracara de chimango, águila ratonera de pecho negro, gansos de cabeza cenicienta, gansos de secano, pato de anteojos, periquito austral, búho pigmeo austral, pájaro carpintero magallánico, entre muchos otros.

  • Seno Última Esperanza

Puerto Natales, la puerta de entrada a Torres del Paine, está situado a orillas del Seno Última Esperanza, un enorme fiordo que también es rico en aves. Lo habitan Cormorán imperial, charrán sudamericano, cisnes de cuello negro y coscoroba, salchicha de Chiloé y cerceta pico amarillo y pato crestado.

Diversas asociaciones como Aves Argentinas o Ambiente Sur, luchan constantemente en la conservación de especies en peligro de extinción y en la conscientización de turistas y locales  sobre la importancia de las aves en el mantenimiento del bosque como distribuidoras de semillas, consumidoras de insectos e indicadores ambientales. Por eso, en lo posible,  se recomienda realizar esta actividad acompañado de guías profesionales; y en caso de realizarla por su cuenta ser respetuoso con el entorno y el medio ambiente. 

Y por supuesto, recuerden llevar su cámara para documentar estos extraordinarios seres.