Ultimate magazine theme for WordPress.

5 razones para visitar: HOTEL SALTO CHICO | TORRES DEL PAINE | Chile

1. UBICACIÓN. El Parque Nacional Torres del Paine, es un lugar excepcional en el mundo que por sus intactos y variados paisajes fue declarado Reserva de la Biósfera por la UNESCO. El hotel está ubicado en el centro del parque nacional a metros de la cascada que le da nombre, “Salto Chico”.
2. ARQUITECTURA. Con 49 habitaciones y acogedores espacios, el hotel está emplazado en un terreno de casi tres hectáreas y rescata ciertas formas orgánicas propias del paisaje, adaptándose a él con una delicada simpleza. El interior es cálido y luminoso. La luz se construye por la combinación de las vetas cálidas de la lenga, madera típica de la zona.
3. HABITACIONES. Toda sus habitaciones poseen vistas cautivantes al Macizo y a dos de las tres Torres del Paine. Su gran acierto reside en encontrarse en un remoto e impresionante lugar, donde el confort y el lujo, en este caso, se integran a la perfección en la naturaleza con sencillez y equilibrio. Las 49 habitaciones brindan silencio, privacidad y comodidad con un delicado diseño. Su construcción utilizó madera de lenga y de ciprés, traídas del archipiélago de las Guaitecas.
4. CABALLERIZAS. El Hotel Salto Chico es el único de la zona que cuenta con caballos propios, criados y adiestrados especialmente para las cabalgatas de sus huespedes. Las caballerizas se encuentran a 9 kilómetros del hotel, en una superficie de 593 metros cuadrados: en ellas conviven 26 caballos de distintas razas y mezclas, especialmente entrenados para explorar y realizar paseos.
5. sPA. A 100 metros del hotel y conectado a él por una pasarela de madera en pendiente, este lugar cuenta con una piscina climatizada y techada, sauna y cuatro jacuzzis al aire libre con vista al lago Pehoé y al Macizo del Paine. En él, además, se puede disfrutar de diversos tipos de masajes con aceites esenciales: terapéuticos, de relajamiento y energéticos, entre otros.

 

Navegación al Glaciar Grey
La navegación al Glaciar Grey es una excursión imperdible. Permite disfrutar de un inigualable paisaje compuesto de témpanos flotantes, exuberante vegetación e imponentes montañas. Desde el hotel, en minutos se llega al Río Pingo. Se embarca al llegar a la orilla del Río Grey. Esta excursión tiene una duración total de unas tres horas. Luego de poco más de una hora de navegación, se llega al Glaciar Grey. Se puede apreciar desde muy corta distancia toda la belleza y magnitud de las paredes de hielo de más de 20 metros que el glaciar ofrece como espectáculo. El panorama es maravilloso, sobre todo si se lo disfruta con un Pisco Sour.

También podría gustarte